Giovanni van Bronckhorst: La actuación fue muy buena, el Rangers no mereció una derrota por 3-0

Giovanni van Bronckhorst: La actuación fue muy buena, el Rangers no mereció una derrota por 3-0

Giovanni van Bronckhorst, el entrenador del Rangers, ha insistido en que el 3-0 con el que perdieron ante el Nápoles en la Liga de Campeones no fue un reflejo del rendimiento de su equipo en Ibrox.

Durante la primera hora de un partido del grupo A repleto de incidentes, el Rangers estuvo a la altura del líder de la Serie A y mostró mucho del coraje y el carácter que le había faltado en sus dos anteriores salidas: derrotas por 4-0 ante el Celtic y el Ajax.

Pero los tres goles en los últimos 22 minutos -de Matteo Politano, Giacomo Raspadori y Tanguy Ndombele- llegaron sólo después de que James Sands, el defensa del Rangers, fuera expulsado por derribar a Giovanni Simeone cuando el delantero encaraba la portería.

«La actuación fue realmente buena», dijo Van Bronckhorst. «El resultado no lo fue, pero no creo que hayamos merecido una derrota por 3-0. Si ves cómo fue el partido y cómo reaccionaron mis jugadores después de la semana pasada, estuvimos bien en el partido. Tuvimos grandes ocasiones, pero al final el 3-0 no refleja el juego que hicimos. Cuando tienes diez hombres y vas perdiendo 1-0, tienes que arriesgar y dejar espacios. En general, estamos decepcionados, ya que, con 11 contra 11, se lo pusimos difícil al Nápoles y estuvimos bien metidos».

El partido cambió cuando Sands fue expulsado, aunque Allan McGregor detuvo el penalti resultante. Politano parecía haber convertido el rebote, pero el árbitro ordenó repetirlo y el veterano portero del Rangers también lo detuvo. Sólo cuando se concedió otro penalti, después de que el balón golpeara la mano de Borna Barisic, McGregor fue finalmente derrotado.

Cuando el Rangers, con diez hombres, se lanzó a por el empate, el Nápoles le endosó dos goles más, pero Van Bronckhorst no se quejó del arbitraje. «Con el VAR, todo se revisa», dijo. «Significa que tuvimos tres penaltis en contra, pero tenemos que aceptarlo. No he vuelto a ver la tarjeta roja, pero lo comprueban todo y tenemos que confiar en el VAR. Fue un momento en el que no reaccionamos bien. Tuvimos que intervenir y asegurarnos de no regalar una oportunidad, pero nos costó un penalti y una tarjeta roja».

Fue un partido dramático, sin aliento, en una noche eléctrica en Ibrox. El Rangers desafió la prohibición de la Uefa tocando «Dios salve al Rey» antes del inicio del partido, pero sus jugadores no pudieron producir un resultado para el público en una ocasión emotiva.

El Rangers ha encajado 11 goles en tres partidos y sigue sin puntuar en su grupo, pero ha mejorado mucho. Necesitarán más de lo mismo en sus dos próximos partidos de la Liga de Campeones, ambos contra el Liverpool.

Luciano Spalletti, el entrenador del Nápoles, dijo que el ambiente había sido especial: «Me pareció un partido emotivo porque es un estadio histórico con la afición cerca del campo. He visto un gran equipo que ha jugado muy bien. Tuvimos suerte de no perder un gol. Las tarjetas amarillas, las tarjetas rojas y los penaltis son las cosas que pueden pasar en un partido de fútbol».


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.